MICHOACAN CEMENTERIO DEL NARCO

EN LAS ULTIMAS 24 HORAS: ONCE CADAVERES

Los cadáveres de 11 personas baleadas fueron descubiertos en México el sábado, algunos con huellas de torturas y con mensajes de amenazas, dejados frecuentemente por los narcotraficantes durante su guerra entre sí y contra las autoridades.

Cuatro de ellas  fueron halladas en un auto en la ciudad occidental de Apatzingán, junto con un mensaje que amenazaba a los Zetas, un grupo de sicarios que ha estado al servicio del Cartel del Golfo. El mensaje estaba firmado por La Familia, una banda narcotraficante que lucha por el control territorial en el estado de Michoacán.

Otro hombre asesinado fue hallado en la ciudad portuaria de Lázaro Cárdenas, también en Michoacán. En este caso, también se encontró un presunto mensaje de La Familia para los Zetas.

Un sexto cadáver apareció en una autopista en la ciudad de Morelia, capital de Michoacán. Presentaba tres impactos de bala en la cabeza, tenía la cara cubierta con su propia camiseta, y las manos esposadas por detrás de la espalda. Una séptima persona muerta a tiros se encontró en el poblado de Tacámbaro, también en el territorio michoacano.

Las autoridades señalan que La Familia estuvo alguna vez aliada con el poderoso Cartel del Golfo, pero se le mencionó como una banda independiente en una lista gubernamental, sobre los presuntos narcotraficantes más buscados, la cual se publicó el mes pasado.

El gobierno del presidente Felipe Calderón ha atribuido las fracturas entre los carteles a la ofensiva militar, y ha señalado que la detención de cabecillas del narcotráfico ha desatado luchas internas por el control territorial, las cuales han llevado al drástico aumento en los actos violentos dentro del país.

Otros cuatro cadáveres fueron descubiertos en el estado de Guerrero, ubicado en la costa del Pacífico y colindante con Michoacán, incluidos dos hombres dejados en el maletero de un automóvil en la ciudad-balneario de Zihuatanejo. Ambos tenían los ojos vendados y las manos atadas, según un reporte policial.

Un cadáver más fue hallado en una autopista que va de la Ciudad de México a Acapulco, un popular centro turístico. El cuarto occiso en Guerrero fue identificado como caído en un tiroteo en la ciudad de Chilpancingo, capital del estado.

La violencia del narcotráfico en México ha dejado unos 9.000 muertos desde el 2006.

About these ads

Comentarios desactivados

Archivado bajo Asi somos y...

Los comentarios están cerrados.